Que la música es un elemento cargado de significado es algo que vivimos diariamente en el CAMM. A través de la música nos hemos conocido, hemos crecido y hemos creado juntos. Es el motor capaz de producir nuestro bienestar, es nuestra terapia común.

Entendemos la música como una energía que mueve, vigoriza, conmueve… y desde lo personal evoca imágenes y sensaciones que nos construyen como personas.  El sonido expresa, dialoga, promueve interacción, confiere y transmite una identidad y trasciende las fronteras del tiempo y del espacio.

Las emociones a través de la música: la musicoterapia. 

Según la World Federation of Musictherapy, la musicoterapia es la utilización científica y sistemática de la música y sus elementos por un musicoterapeuta debidamente cualificado, en un proceso sistemático de intervención, con el fin de mantener, mejorar o restablecer la salud psico-física y emocional de pacientes o personas con alguna necesidad.

La esfera emocional cobra bastante relevancia en la musicoterapia ya que, gracias a diferentes técnicas, podemos facilitar la expresión emocional, se puede ayudar a gestionar mejor esas emociones y a crear fuertes vínculos con las otras personas.

La Musicoterapia en el plano emocional es capaz de abordar temas como la pérdida, el duelo, la resolución de conflictos, la gestión de las conductas disruptivas ya que se trabaja tanto con las capacidades y potencialidades del grupo como de forma individual. De esta manera, se pueden abordar temáticas más delicadas, ya que a través de la música se pueden expresar todas las emociones que existen.

Además, la musicoterapia contribuye a fortalecer la autoestima, haciendo que nos sintamos más seguro y confiados de nosotros mismo. De hecho, un estudio realizado por investigadores de la Universidad Queen de Belfast, en el Reino Unido, ha encontrado que este tipo de terapia puede reducir los síntomas de depresión.

Por otro lado, fomenta la socialización; la música ayuda a expresarse, es una manera para motivarlos a salir de su zona de confort e interactuar con el resto de las personas mostrando su verdadero ‘yo’. De hecho, se ha convertido en una de las terapias alternativas más utilizadas por los psicólogos y psiquiatras para mejorar las habilidades comunicativas.

Por último, es importante señalar que estimula la maduración cerebral. La música es capaz de estimular la liberación de dopamina, un neurotransmisor relacionado con el estado de ánimo. Además, un estudio realizado en la Universidad de Florida ha comprobado que cuando escuchamos música se activan numerosas áreas cerebrales como la corteza prefrontal, el área de Broca y de Wernicke, el cerebelo, el lóbulo temporal y la corteza motora.

Taller de musicoterapia «Respira»

“Respira” es el nuevo taller de musicoterapia para adult@s que ponemos en marcha a partir del jueves 21 de enero. A lo largo de cuatro sesiones trataremos diferentes herramientas para abordar el estrés y la ansiedad, conectando con aquellos lugares de nuestro interior que nos aportan calma y serenidad, ¿o acaso habías olvidado que existen? Contáctanos para informarte.

Fechas:
Jueves 21 de enero, jueves 28 de enero, jueves 4 de febrero, jueves 11 de febrero.

Horarios:
Mañana de  11h a 12h.
Tarde de 17h a 18h.